Servicio 24 horas electricidad basica curso

From Our faith in Avengers
Jump to: navigation, search

http://kasey7336je.electrico.me
http://stepinside.ro/article/article.php?id=757920


https://www.pinterest.com/mcconnellterry19epmatq/

ELECTRICISTAS 24 HORAS En BORMUJOS, 622 626 627, ELECTRICISTAS BARATOS BORMUJOS

Voy a enviar el paquete desde Londres y voy a cubrir los gastos de envío y el seguro, por supuesto, en caso de que se decidan a comprar a mí. Miranda de Dios además de pisos exigía sus conceptos, nivel académico, social, y religioso, para razonarse su poder de enviar a un semejante a la cárcel. El país absorbió a tanto socialista convirtiendo a un buen número en multimillonarios, y a la mayoría en de izquierdas de boquilla. Izquierda y Derecha compraban las mismas marcas de coches, comían en los mismos restaurantes, y tras las elecciones no mermarían su nivel de vida. Los arruinados por las peculiares fórmulas para enriquecerse, para el ministro no existían.

El 96 les quita el abusado Poder dejando a los catalanes de Pujol de nuevo socios políticos, partido bisagra (la celebre bisagra que en la peculiar democracia española convierte a un minoritario en clave para el Gobierno de la Nación). El problema se soluciona con unos centenares de supersueldos, y en este caso en concreto con unos nombramientos adecuados a la gran corrupción barcelonesa. Y si Pujol tuvo sus jueces, unos con pisos de Piqué Vidal, y otros por cruzadas servidumbres, ¡qué no sabría el Presidente del Gobierno de los jueces de Madrid!.

Entre sus documentos especiales guardaría la lista exhibida por la vilipendiada mujer del abogado Díaz Arias que de funcionario del Ministerio del Interior organizó un Consulting Financiero para canalizar inversiones de altos funcionarios, jueces y magistrados. Uno de los expedientes silenciados, afectando a una Sala, la eficacia del Bufete Piqué en los desahucios, unos quinientos expedientes canalizados en el juzgado adecuado batieron la marca de rapidez y buen hacer burocrático y legal. Años atrás tenía una propietaria de un estanco que hasta denunciaba a quien ordenara.

El 23 de septiembre de 1996 dimite el Delegado de la Agencia Estatal de Administración Tributaría de Barcelona, Félix Zamora, nombrado en 1990, profesor del IESE, un sucesor a la altura de los sustituidos, acusado por actas a beneficio de ciertas empresas y empresarios. Los populares para no arrastrar a los pocos de su partido en Barcelona tiraron la toalla después de patalear sobre 200.000 millones de prescripciones maliciosas.

El último acto de la pataleta por fiscal”, las primas únicas”, un método de la Caixa para no tributar las imposiciones blanquear. Para la Caixa sin repercusión, no así para los impositores con los de Hacienda destripando sus cuentas. Al presidente y directivos del benjamín de la banca, el Banco de la Pequeña y Mediana Empresa, la misma mecánica en los mismos años les costó un largo proceso y una condena aunque sin entrar en prisión. Por los 70 un tal Burillo rebajó de un edificio en la Gran Vía la liquidación en unos cuantos millones a base de cambiar el número de la calle porque al atravesar toda Barcelona su tributación difería según la zona.

Otro desbarrando, yate con amarre al pié de una residencia de lujo vendida” a bajo precio por Núñez y Navarro (cliente de Piqué Vidal y sus jueces) y el apartamento de alta montaña, en cogollo con sus jefes, José Borrell de supremo. Cada esquina de Núñez y Navarro” un compendio de la corrupción en la Hacienda de Barcelona. Al apartamento de Pernas se añaden superpisos de lujo a sus colegas inspectores, pero vieja costumbre, los procesos contra padre e hijo Núñez, manejados por Piqué, se eternizarán, incrementándose en el 2005 con la denuncia por dinero negro” de una de las despechadas mujeres de un Navarro. Si esta noticia me impactó, la leída el 23 de febrero del mismo año, me descolocó.

Un pelotazo, para abogados e inspectores, donde Freixenet sobrepasaría a su eterna competidora Codorníu. En los 84 y siguientes, con semejantes socios y colegas, los negocios florecieron para Pascual. Y citarla es obligado porque de funcionar medianamente decente yo no hubiera entrado en prisión, no hubiera existido Pascual Estevill, en la vertiente sabida, y menos Piqué Vidal.

Impusieron el mismo terror que las mesnadas del Rey haciéndose espada en mano con las enterradas cosechas. Solo una diferencia con el raquet mafioso impuesto revolucionario de la ETA, sin tiros ni bombas (eso se reservaba a situaciones límite como contra el abogado Obregón), pero de no pagar, la cárcel probable. Pero los caprichosos existen y yo lo encontré en el director de una agencia de la Caja de Madrid.

El Presidente del Congreso, Federico Trillo se queja por escrito al nuevo Ministro de la detección de espías del CESID tras su propia escolta, justificándose con una operación ordinaria de contravigilancia”. Si el 83 no cerraría el Caso Consorcio porque sus beneficiarios se lanzaron a una escalada sin freno (financiados y con capital), a partir del 95, el único de los tres en activo, el Bufete, y sus tentáculos entre políticos y funcionarios (su interminable activo). Tres años en la cárcel en manos de quienes no solo dispuestos a no concederme las ventajas reglamentarias, sino a complicarme la existencia, me decidió a no ingresar.

Ya ignoro si me interesa más la lucha de los tres por desasirse de los cepos, repatriando capital para sobornos, minutas legales y costes judiciales, la repercusión en ellos y en mí de los que siguen escalando intentan mantenerse en sus espléndidos cargos, jubilándose con pompa y placa conmemorativa. Se sentía hombre de negocios triunfante y recalificaría para un hotel, una residencia de verano. Me robasteis, y continuáis...”. Ese patrimonio es de las hijas de Parés...”. Yo solo leo que es tuyo”.

El castillo en semirruina (José Luis, marqués de Castellvell, contaba que sus padres pasaban algunos veranos, perteneciente a la familia desde los tiempos de la Marca Hispánica, declarado monumento histórico artístico) más un pacto verbal de relleno que valor concreto. La sociedad seguía con mis poderes vigentes para realizar la venta y de administrador figuraba aun Antonio Parés. Ante el notario, con un gato paseando por la brillante mesa de la sala de firmas, relucía el cheque por nueve millones de la Caja de Madrid. Un largo trabajo de vaciado, de contención y cansancio contra los denunciantes.

Se leyeron las escrituras, y a punto de firmar, entra un oficial mostrando un acta recién presentada al Registro Mercantil, y remitida por fax, anulando mis poderes. Mi composición de lugar, aquel bufete continuaba vinculado a Pascual, con asuntos de la anterior asociación, y en relación directísima con algún oficial de la notaría, advirtiéndoles de la transacción.

En el mejor de los casos la testamentaría de Parés, afectando a hijos de diferentes mujeres, y uno reclamada la paternidad, con seguridad no repartió las acciones, toda vez que él seguía de administrador. Entre ellos Antonio de la Rosa Martí, hermano de Javier, apunto de pasar a la Generalitat en una asesoría bien retribuida, sin acto de presencia ni trabajo específico.

El 22 de julio de 1997 El Mundo publica en su página 3 en gran titular, El Ayuntamiento de BCN concedió un contrato al bufete en el que trabaja un ex concejal”, el municipio le paga 25 millones al año para defender a los bomberos”. Primero se otorgó a Soler Fisas, añadido Guerau Ruiz Pena cuando cesó en la Concejalía, y la oposición se preguntaba por qué el Ayuntamiento contrataba servicios privados de abogacía para bomberos y guardia urbana si sobraban funcionarios letrados. Ahora la cita búsqueda del contacto, y por extensión el contacto judicial, tan incardinado en el juego de la droga.

Guerau Ruiz Pena prometiéndome en el 80 la solución del caso, si me defendía Estevill, y Eduardo Soler Fisas con su canción es un caso político”, en sus visitas a la prisión. Aunque Estevill fuera el más cretino de los letrados, que posible lo fuera, sus dos ex colaboradores conocían con detalle lo plasmado en las biografías de su socio Jefe, las amistades y estafas a sus clientes, y su adicción a la ruleta.